El renacer de Grimbergen #renacerdegrimbergen dorado y en botella

El Renacer de Grimbergen

La semana pasada asistí a un evento en el que probamos la conocida marca de cervezas: Grimbergen. El lugar elegido era uno de los salones del Cuartel de Conde Duque en pleno centro de Madrid. En la puerta coincidí con otros blogueros del mundo de la cerveza, lo cual siempre es agradable; allí estaban Amante del Lúpulo, Cerveriana y Humulus Lupulus.

 

En dicho marco y con bastante afluencia de público presentaban las tres únicas cervezas de su catálogo que su distribuidor trae a España: Blonde, Double Ambree y Blanche. También contaban con la presencia de dos monjes de la Abadía: el abad Erik y el padre Karel que nos relataron la historia de esta abadía cercana a Bruselas.

La abadía fue destruida y reconstruida en numerosas ocasiones desde su fundación en 1128 por lo que adoptaron el símbolo del ave fénix como propio; ya que este resurge una y otra vez de sus cenizas.Tras esto se contó con la presencia de un sommelier que fue dirigiendo y explicando durante la cata, se dieron unas nociones básicas de como consumir cerveza, intuíamos que la mayoría de la gente desconocía que no hay que tomar toda la cerveza helada, cual caña de bar.

Grimbergen Blonde: De un impoluto color dorado que se acompaña de una espuma blanca y aromas a dulces y fruta, destacando curiosamente la manzana, algo no muy acorde al estilo. En boca es fresca, ligera y no muy amarga.

Grimbergen Double-Ambree: Cerveza de color marrón cobrizo, que presenta un carácter maltoso; notas a toffee, azúcar tostado, especias e incluso a chocolate. Bien balanceada pero con predominio de lo dulce.

Grimbergen Blanche: Aspecto y aromas propios del estilo; color bastante pálido y ligera turbidez, con aromas a cilantro y cítricos. Destacaría sus 6º algo por encima de lo habitual.

Los peros, serían básicamente dos: el primero que en los maridajes parece que no hicieron mucho caso a las sugerencias de los monjes. Y el segundo que cuando preguntamos por referencias que, actualmente, no llegan a través de este canal a España, la respuesta nos dejo algo desconcertados; nos dijeron que la Quadrupel de Grimbergen, Optimo Bruno, no se podía conservar dadas por las condiciones climatológicas de España…

Finalmente pasamos a otra sala con barra libre de aperitivos y cerveza donde estuvimos charlando y arreglando el mundo. Al final me fui contento a casa después de disfrutar de una de las marcas con las que me inicie en el mundo de las cervezas hace ya bastantes años. s también va dedicada esta crónica. Quiero agradecer, también, la invitación y la atención que nos brindaron a los organizadores.

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!