La cerveza:  Flying Dog Gonzo Imperial Porter

Tipo: Imperial Porter
País: EEUU
ABV: 9.2%
IBU: 85
Apariencia: Negra y opaca con espuma marron clara que aguarta durante largo rato.
Aroma: Entre el café y el cacao.
Sabor: Del tostado al amargor en una gran convinación.
Vaso recomendado: Nonic, Snifter y Teku.
Ratebeer: Overall 99/Style 95

Formato: 35,5 cl
Precio: 3,35€ en La Buena Pinta.

Para finalizar nuestra Porter Night elegimos esta maravillosa cerveza, que antes de abrirla llama la atención por su etiqueta, posteriormente por su color opaco y su aroma y finalmente por su sabor tan completo y redondo.

Gonzo es un tipo de periodismo en el cual se da más importancia al contexto, que al propio texto; el término se empleo para calificar el estilo narrativo de Hunter S. Thompson, autor de la novela «Miedo y asco en Las Vegas» en la cual aparecen Thompson y su abogado; este último bajo el pseudónimo de Dr. Gonzo. Otro dato curioso es que la novela fue ilustrada por Ralph Steadman, quien también se encarga de hacer las etiquetas de Flying Dog

En cuanto a nuestra Imperial Porter añadir que: si te gustan esas cervezas que prácticamente tienes que tomarte con cuchillo y tenedor no lo dudes, si encima te gustan las cervezas subidas de grados y lupuladas… no se a que estas esperando.

La receta que doy a continuación la hacían unos amigos y aunque soy reticente a cocinar con microondas he de reconocer que esta queda genial, sobre todo, si como menciono después, se deja reposar.

 

La receta: Brownie

INGREDIENTES

150 gr de chocolate
150 gr de margarina
3 huevos
2 cucharadas de leche
60 gr de harina
50 gr de azúcar
50 gr de nueces
10 gr de levadura

PREPARACIÓN

– En primer lugar trocear el chocolate y poner con la margarina en un bol. Hacer que se derritan lentamente en el microondas y mezclar; bastará con una temperatura intermedia unos 3-4 minutos.

– Mientras el chocolate fundido se templa; echar en otro recipiente: harina (es conveniente tamizarla) y levadura. Para después mezclar poco a poco en el primer bol.

– A continuación batimos los huevos y les agregamos el azúcar. Una vez hecho esto lo agregamos al resto de la mezcla y removemos hasta que este homogéneo. Añadimos también las nueces troceadas y reservamos.

– Solo nos queda untar con margarina el fondo y paredes de una fuente de cristal (yo uso generalmente una de 20 x 20 cm) y verter la masa en ella. Posteriormente ponemos en el microondas y cocinamos a 800W durante 5 minutos, una vez haya terminado dejamos que repose dentro del microondas otros 5 minutos.

– Aunque se puede consumir reciente es recomendable dejar que se enfríe y que repose unas horas en la nevera, de forma que se compactara y quedara mucho mejor.

Normalmente las tabletas de chocolate para fundir son de unos 200 gr por lo que los que sobran se pueden fundir y recubrir el bizcocho antes de meter en la nevera.

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!