Entrevista Pale Cat dorado y en botella

 

Para esta entrevista hemos hablado con Emilio Dahl, que con Francisco Flores crearon hace un año la cervecera PaleCat, cuya fábrica se sitúa en Arganda del Rey. Según ellos mismos: no quieren ser solamente una microcervecería, quiere organizar, cursos, catas, talleres, cursos de elaboración… y que la gente se acerque a sus instalaciones. Recientemente y tras un año de dificultades varias están a punto de salir al mercado y desde Dorado y en botella queríamos darles la oportunidad de contarnos su experiencia.

Buenas Emilio, aun no he podido probar vuestras cervezas pero me han dado referencias de lo que elaborabais a nivel casero antes de montar este proyecto. Como se de las dificultades que habéis pasado y para que la gente vea que este mundo de la cerveza no es siempre tan bonito quiero que nos contéis un poco vuestra historia, la experiencia de este tiempo y lo que habéis aprendido de todo esto.«Pues empezamos.. como muchos, en casa, al principio
como un hobby, lo típico, neverita, olla y embarrar la cocina en
general, ya sabes. El tema es que nos aconsejaron mucho para mejorarla, y
cuando ya teníamos algo de rodaje. empezaron las buenas críticas y los
comentarios de: «si la tuvieras dada de alta», «si tuviera
etiqueta», «si no la hicierais en casa, la tendría en el bar»… Así que empezamos a montar la micro con mucha ilusión, pero, tuvimos
muchos errores, y lo reconocemos, muchas liadas por la inexperiencia. En
fin, encargamos una maquina a un señor, que, aprovechando la «moda» de
las artesanas, decidió meterse a fabricar maquinaria sin tener mucha
idea, vamos, que nos usó como conejillo de indias.
Este personaje, supuso: 9 meses de retraso en la entrega y una maquinaria que parecía que funcionaba, hasta que empezó a fallar.
Esto significó otros 3 meses de: nosotros diagnosticando la máquina,
reparándola, y quebrándonos la cabeza para hacerla funcionar.

Entre tanto, nosotros fuimos pasando por todos los oficios, albañil,,
pintor, fontanero, electricista y… hasta carpintería, de hecho, la barra
y la mayoría de nuestros muebles, están hechos por nosotros.
Para resumir, que nos timaron, y acabó pasando de un negocio desahogado
que empezó con ilusión, trabajando de lo que nos gustaba, a una carrera
contrarreloj y de constante adaptación, pasando por todo, excepto por
hacer cerveza.»


¿Quién os ha ayudado a salir adelante todo este tiempo?

«Principalmente buena gente, desde familiares y
amigos, a gente con la que hemos empezado trabajando y que han acabado
siendo muy buenos amigos. También nos ha ayudado mucho el trueque y la
cooperación con gente de nuestro sector, la microcervecería, nos
ayudaron mucho a la hora de darnos ideas para arreglar toda la
maquinaria.»

Mirando hacia adelante ¿con que va a salir Pale Cat al mercado? ¿Qué estilo va a ser el de vuestro debut?

«Pues vamos a empezar con nuestra primera receta, la
Tostada Ale, una doble belga tostada, pero, con un cuerpo ligero, un
toque inglés, y un paso en boca muy suave para su graduación alcohólica.
Vamos una cerveza, muy buena y correcta, pero que a su vez le sirva a
los amantes del agua, Mahou y otras variantes como una introducción al
mundo de las artesanas.

En breve sacaremos las dos recetas que ya tenemos
diseñadas, una Belgian Speciality Ale con un toque de miel de 5º y una
Dopplebock, bastante más técnica de 9º.»

¿Qué ofreceis a parte de cerveza? Me consta que tenéis la idea de realizar: talleres, visitas a vuestras instalaciones… y tengo constancia de que la inauguración de la fábrica fue todo un éxito y queréis abrir el «tap room» de cara al público.

«Si, organizamos visitas a fábrica y cursos de
elaboración, tanto a nivel casero, como a nivel profesional (siempre
advirtiendo sobre el lado oscuro de la fabricación industrial). Además,
vamos a organizar talleres especializados para microcerveceros, e
intentaremos animar a la cooperación a la gente que acuda a nuestros
cursos, animándoles, a que traten tan bien a los compañeros, como nos
han tratado a nosotros en este año en el sector.»

Y, tengo constancia de que la inauguración de la fábrica fue todo un éxito y queréis abrir el tap room de cara al público.

«Si, la inauguración fue un éxito, de hecho, nos
quedamos casi sin cerveza, y aun seguimos estabilizando el stock,
tuneando la maquinaria y afinando todo. El tap room, no nos dejan
tenerlo abierto, pero tenemos «catas» todos los viernes y sábados en
arganda del rey, pero vamos, estamos intentando que nos den permiso para
abrir lo que nos plazca, de hecho, si nos dejan, tenemos muchísimos más
proyectos en la recamara.»

Para finalizar desearos mucha suerte y cederos este espacio por si queréis contar algo mas sobre vuestro proyecto.

«Muchas gracias Andrés, sólo decir que ahora que hemos
empezado con lo nuestro, estamos muy animados, con ganas de hacer cosas
nuevas y que os animamos a todos a acercaros por nuestra micro para
conocernos. ¡Muchas gracias!»

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!